miércoles, 16 de agosto de 2017

0

La peli de hoy (44): “BABY DRIVER”. Un “One Direction” al volante

Como si se tratara de la versión live action del “GTA Vice City”, la película “Baby driver” o “Baby, el aprendiz del crimen” como se la puede ver en la cartelera local, es una aventura moderna, mezclada con música pop contemporáneas, conceptualizada con el pop art y con aires de western urbanita (hay un enfrentamiento a modo de duelo con un primerísimo primer plano a los ojos de los rivales); en ese sentido, su protagonista será un chico guapo con cara de muñeco y que viste a lo urban style, incluido su marca personal que será el iPod (de todos los diseños) que guarda en  el bolsillo, los audífonos siempre en la oreja (que va más allá del look) y los infaltables lentes. Hay un fuerte concepto vintage/retro en el protagonista que guste de los long plays o los casetes. Le gusta ripear y mezclar grabaciones (hechas por el mismo). “Baby” tendrá un trauma de la infancia que como manda el manual será la perdida familiar. Vive con un viejo (negro) que no oye. Mientras su trabajo será hacer de chofer de asaltantes de bancos dirigidos por el jefe elegante que hace Kevin Spacy. La película no disimula tópicos (el protagonista es parte de la banda por una vieja deuda), sino más bien intercalada secuencias (bien logradas) de persecuciones entre policías y ladrones para darle timing a esa edulcora historia de romance juvenil que nace entre “Baby” y “la camarera”, interpretada por una Lily James que como de costumbre luce como la princesa de cuento a la que le presentarías a tu madre como tu novia y futura esposa. Hay que reconocerle a la película que su simple guion – donde lo importantes no es el asalto sino la persecución posterior - se reemplaza por su efectiva realización; lo mismo suple a ese discordante elenco que van desde un (televisivo) Jonh Hamm, pasando por Jamie Foxx hasta el de la mexicana Eiza González. La película no da más de lo que el tráiler promete; la aventura iniciara desde la primera secuencia de persecución; sus personajes serán uno más desbordado que el otro; no falta el gag o el chiste (auto)consciente y con referencia cinematográfica; el color de la película es casi pastel (como la historia de amor) y su estética glamurosa para la historia que están contando como si lo personajes fueran mas hechos para un catalogo de revista de Saga Fallabella; a su vez la película tiene una fuerte carga emocional a partir de la música convirtiendo a su protagonista en un super heroe moderno con la capacidad de darle color y movimiento al sonido/música llegando incluso a momentos videoclips (cada vez que va a pedir café post asalto), siendo esta causa y consecuencia en todas las rutinas automovilistas que se practican desde las mas frenéticas hasta las mas románticas y que como buena música en reproductor (moderno o no) se puede repetir o aumentar el volumen si así se quiere. Es una película donde lo que sobran son coches, policías, armas fáciles de cargar y helicópteros, todo como en el vice city solo que aquí no conduce Tommy Vercetti sino un “One direction”. 

lunes, 14 de agosto de 2017

0

CROSS GAME (SynergySP 2009) – CRÍTICA. El ¿spokon? de béisbol que no seguí


Como es inicio de semana y no sé qué miércoles postear anduve recordando animes que deje en el camino por “n” razones. No tenía ninguno hasta que pensé “hubo una vez..., un anime de beisbol de un señor llamado Adachi que es muy famoso (para los que lo han leído) por sus mangas (de beisbol) que alguna vez baje del internet por recomendación de un podcast que sigo y que deje porque me pareció más lento que la tortuga, su nombre era…, CROSS GAME”. Así pues, estoy escribiendo esto diciéndoles a todos que no necesariamente mi opinión, menos de un anime que no logre llegar ni a la quinta parte, sea la más adecuada al darle una valoración a este anime, que en las reseñas previas que he leído para refrescar memoria ponen bastante bien. Efectivamente, con lo que vamos a concordar todos con absoluta razón es que esto bien podría ser un spokon (shonnen deportivo) como no podría serlo y ser más bien muchas cosas que componen un todo enmarcado en el deporte de la pelotita (obviamente, con temática escolar). Recuerdo también que en mis ansias de aprender y/o entender este deporte que como buen peruano pichanguero no entiende ni mierda cual es el encanto de golpear una pelota pequeña con un palo que aquí se le llama bate termino hartándome porque no me enseñaba nada. Fuera de eso y de que un par de años más adelante tendría mejor suerte con Battery (del cual podría decir que no aprendí mucho, pero me gusto más), el anime está compuesto muy particularmente (a lo que he leído que es sello del autor) por la tragedia inicial. Por cómo termina el primer capítulo del anime vaya que sorprende, a pesar de eso sientes que esto es más para lograr la lagrimilla fácil que como un verdadero leitmotiv en la vida de los personajes principalmente el del prota, ya que perfectamente podrían funcionar sin la necesidad de tener un fantasma que vuele por la mente de todos asiéndoles recordar su presencia o diciéndole al protagonista que tiene que batear no sé que a qué mierda de velocidad para lograr su meta. Pfff…., continuando tenemos al prota soso que no sabe qué tan talentoso es; la chica de “al lado” que lo trata mal pero sabemos que le gusta (ojito al fanservice); los amigos pintorescos de todo anime; los rivales, unos más que otros (incluido el genio); y, por último, la meta de sacar adelante el equipo de beisbol local. Suda spokon por todos lados.

sábado, 12 de agosto de 2017

0

La peli de hoy (43): “CAVE, descenso al infierno”. La Batman vs. Superman noruega


“Debajo del cielo está el infierno; debajo del infierno se encuentra la cueva”, si como no… 
Con esta frase promocional cualquier pensaría que estamos ante una película de sobrevivencia donde él, ella o ellos se meterán (por voluntad propia) a la cueva del lobo u otros seres desconocidos que les joderán la aventura. Efectivamente, esta película que hasta no revisar su imdb no sabía que era nórdica, aunque desde el principio te das cuenta que no tiene la factura ni el típico background americano, promete más de lo que cumple. Aun así, lo rescatable puede ser lo poco pretenciosa de tener un guion sin giro y una cinematografía exterior (que jamas este peruano promedia tendrá el gusto de conocer) que se adapte al mismo para hacer de este largometraje una experiencia de ajustados ochenta y pocos minutos disfrutables si soy bueno o, en su defecto, una pérdida de tiempo y dinero (si la has visto en el cine) si tenías alguna expectativa previa. Como en mi caso no sabía a qué mierda me estaba enfrentando más bien lo suponía, pero no antes darme cuenta pasados la media hora que no estaba frente a la británica "El descenso" que la película pretende plantear la situación inicial de tres amigos (dos de ellos pareja, y treintones) hasta los minutos finales convirtiéndola en un historia de triángulo amoroso no resuelto con un par de escenas una más perturbadora que la otra. Entonces, por consecuencia, la cueva en sí no encierra el misterio (ni el monstruo) sino más bien es el escenario para que todo lo que suceda ya sea vicisitud o imprudencia conlleve al acto final de la muerte de un personaje, la locura de otro y la supervivencia final, siendo esta ultima tan precipitada como abierta para una continuación. 

viernes, 11 de agosto de 2017

0

La peli de hoy (42): "ONCE MACHOS". Calichin y diez mas

Otra "comedia" peruana del montón. Aunque no lo es, podría fácilmente ser parte del universo cinematográfico que el propio Aldo Miyashiro, multifacético personaje de la tv peruana, imprime en sus dos experiencias en el cine. Con "Calichin", teníamos a un veterano del fútbol nacional que se retira en un equipo de provincia como la esperanza del pueblo y de él mismo. Su vena dramedia, obligatoria en estos tiempos y muy fácil de escribir y, a la vez, poco convincente, se vuelve a ver en esta segunda película. Con Once Machos, la comedia ira de la mano con los problemas (dentro y fuera de la cancha) de cada "macho" de ese equipo de barrio. Además de eso, el pensamiento con el que está planteada esta película podría fácilmente ser confundida con el capítulo de el chavo del ocho y la venta de la vecindad. Solo que aquí tenemos un barrio típico de la Victoria o el Rímac que se ve amenazado por la destrucción para construir un centro comercial, entonces, guion forzado y simplón mediante escrito por el propio Miyashiro hara posible que se apueste en una pichanga el futuro de sus casas

miércoles, 9 de agosto de 2017

0

La peli de hoy (41): “DEATH WEEKEND (1976)”. ¡Fuera de mi camino!


En el cine de terror existe un subgénero llamado rape/revenge que como su traducción literal seria violación/venganza ofrece exactamente eso: mujer o mujeres violadas y (auto)vengadas. Aunque, la violación, como tal, es toda una vertiente que va desde la humillación, pasando por la vejación y teniendo como acto final la violación (sexual) propiamente dicha como clímax de incomodidad para un subgénero tan realista como controversial, muchas veces el pack se vende solo cuando lo verdaderamente incomodo de este subgénero es como la brutalidad va de menos a más, tanto en la primera parte como en la segunda siendo la verdadera pregunta si lo primero justifica lo segundo. Dejando un lado lo polémico de este tipo de cine que empezó con una película llamada “La última casa a la izquierda”, la película de hoy, mientras se va viendo, tiene todo para pertenecer a este subgénero, incluso se podría decir que en su tercer acto estamos viendo una rape/revenge por sí sola. Aun así, y con la intención más o menos vista desde el primer plano de la carrera de coches, lo que inquieta en esta película va un poco más allá, logrando un final que se deja a la interpretación del espectador. No es revolucionaria en ese sentido, más bien flojea en todo lo antes visto previo al último tercio, especialmente, en esas informaciones que la película suelta como si más adelante tuviera un relevancia importante. La pareja que está viajando en auto suponemos tienen poco de conocerse; ella, nos dice, que es modelo; mientras que el, es un doctor dentista que el guion redunda en su profesión como algo especial (casi siempre para mal). De un momento a otro aparece un coche con tres idiotas dentro y el líder (y verdadero protagonista de la película) conduciendo. Empieza una carrera desenfrenada a lo “Meteoro”, y lo que supondremos un regusto por parte del director en este tipo de grabaciones ya que más adelante podríamos decir lo mismo con la escena del yate. Aquí hay otra información importante que se repite más de una vez, y es que la chica sabe de autos. Más información tenemos al principio diciéndonos que la casa a la que van a parar estos dos está completamente aislada. Y ya solo como un detalle muy avisado en el breve tour por los exteriores de la casa conocemos un pantano como advertencia de que “alguien” podría ser víctima en él.

martes, 8 de agosto de 2017

0

La peli de hoy (40): “Private Parts (1972)”. Neurosis asesina

Una explotación de “Psicosis”. La mayoría de películas de la nueva generación del terror se había sacudido todo hálito sobrenatural clásico, llámese vampiros, fue la película de Hitchcock quien incentivo una nueva forma de industrializar el subgénero convirtiéndose no solo en ese primer (pseudo)slasher que los más conocedores saben sino también como serie b, ya que después de todo era lo que el director quería rodando una película barata (a blanco y negro) y que obtuviera un éxito comercial. En esta ocasión, en otro viaje a lo inesperado, ese blog de pelis de culto que muy frecuentemente visito, me baje esta peli llamada en versión original “Private Parts” o “Neurosis asesina” en su título en español. Como comentario no puedo más que referirme a una película plana en el sentido más estricto de inicio- nudo- desenlace. Aun así, y con todo lo que significa la presencia de Gene Corman (hermano de Roger Corman que es otro incansable de la industria) en la producción, el encanto de esta película yace en sus peculiares inquilinos de habitación de ese hotel donde la dueña y tía de la protagonista no será menos peculiar. Aunque esta etiquetada como comedia (voluntaria, supongo) de terror, su pequeño grave error es que no me queda claro si realmente fuera esa la intención inicial o es que en su guion fallo algo haciéndola ver como algo que no se toma en serio, lamentablemente. Digo esto porque la película tiene un apoyo interesante en cuanto a su tema principal: la curiosidad. Además de que la protagonista (que me recuerda a Carrie, fisicamente) es un ser con mentalidad infantil que quiere ser tratada como una adulta, o peor aún, que la vean como adulta. El desarrollo físico de la película entra en un momento burdo de serie b con un asesinato innecesario de ver. Además de que no recrea lo suficiente el ambiente peligroso que es ese hotel salvo en un par de escenas donde la prota está en la cama mientras ve aparecer las sombras en la puerta de su “pieza”. Juega al misterio de saber quién es el asesino. Y tiene una escena tediosa de ver (la muñeca hinchable llenándose con agua). Al final hay un giro tan absurdo como, he de confesar, simpático en el sentido de la risa. Un cura con prácticas que la iglesia no vería con muy buenos ojos; un doctor borrachín; una vieja desdentada; un fotógrafo reprimido; un cuarto al que “no debes entrar”, la dueña del hotel y la chica curiosa que no siempre dice la verdad (pobre rata) son componentes que hacen de esta película algo disfrutable sin dejar de ser serie b con claros homenajes a Psicosis y que entra a terrenos del voyerismo, fetichismo y la represión sexual, lástima que su guion la haga ver más como comedia que como thriller terror, que al fin y al cabo, es como termina. 

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...