martes, 11 de abril de 2017

0

LEYENDO EL MANGA DE ME-TERU NO KIMOCHI (Por Hiroya Oku) - CRITICA. A la madrastra con cariño

 yo quiero una madrastra así
Desde que chape muy trasnochado un par de capítulos de Gantz, tuve la curiosidad de meterme al mundo del buen Hiroya Oku. Ya tenía antecedentes del manga por un amigo del instituto; y del mangaka, anteriormente le había echado la mano a Hen, aunque sin terminarla… hasta el momento. De su obra más reciente, Last hero Inuyashiki, ya comente y ahora mismo recuerdo que la tengo en standby por que últimamente leo una cosa, la dejo, la vuelvo a retomar  y vuelvo a dejarla. Exactamente esto fue lo que me paso con este manga de cortos veintiocho capítulos compilados en tres tomos que a propósito de que estoy colaborando en la página de Facebook La tia Animayuri 2.0 con reseñas decidí aprovechar como pretexto para leerlo y reseñarlo como recomendación. Ahora que lo termine de leer, le hago su respectiva reseña en el blog. De ME-TERU NO KIMOCHI no se puede decir mucho, supongo que más o menos después de terminar Gantz el buen Hiroya decidió hacer algo más ligerillo, de dos personajes, poco texto y con una premisa simplona – A la muerte de la madre el prota decide encerrarse y no salir de su cuarto; quince años después el padre vuelve a casarse con una mujer joven y bonita (porque si fuera fea, vieja y con verrugas no funciona) que se queda a cargo de él cuándo el padre muere-. El manga tiene estos tres elementos añadido el gran fetiche del propio mangaka: las chicas de rostro ingenuo con pechos enormes (además del puto perro). El manga deja esa sensación que ha sido más una especie de gustito para pasar el rato para el propio Hiroya que una obra trascendental. Toma al hikikomori como pretexto para crear situaciones adultas (todo gira entorno a las ''inquietudes'' del prota). Y el desenlace es ese que estábamos esperando y que no decepciona porque tiene todos los elementos que a los que nos gusta el hentai agradeceremos con una sonrisa.

El dibujo del mangaka es simple (la mayoría de hechos ocurre en el mismo espacio), con líneas poco marcadas, si has visto trabajos anteriores conoces sus gustos y defectos. Otra vez esa perspectiva de dos personajes, uno altísimo y otro pequeño. Mientras que otra vez el cliché hentai de que el prota tenga el miembro enorme. Los tonos de comedia ecchi no están mal, vemos como el prota le mira los pechos a su “madrastra” o como fantasea con ella; la autocrítica de la eyaculación precoz junto con la masturbación abusiva está por encima, pero graciosa (solo tengo que aguantar 30 segundos). Como digo no hay muchos personajes, por tomo aparecen un par, siendo la prosti la mas ''interesante'' de ver. Para compensar tiene un par de virtudes con la óptica para exteriorizar en viñetas las dificultades que tiene el protagonista para salir más allá de su habitación. Otro asunto es la forma en como va dibujando las distintas fases físicas del hikikomori, bastante efectivas a mi gusto. No falta el huevo de pascua de Gantz metido en una de las viñetas, mientras que todo lo que tiene que ver con ella y con el dibujo de su cuerpo tiene todo el gusto de las chicas de Hiroya Oku. Poses pocas, salvo las portadas de los capítulos. El carácter del prota es muy del pajerillo asolapado mismo Kurono. Mientras que el padre recuerda al señor Inuyashiki. Hay un tema de carácter moral y la responsabilidad con la familia, mientras que los que mas resalta son las personalidades tontas de los protagonistas. Pero la verdadera coña es al de las relaciones (cuantos hikikomori en Japon se salvarian tirandose a la madrastra?). Lo curioso es como Haruka ve la figura paterna en el esposo cuando lo conoce, mientras que Shintaro es tan tonto que se rapa la cabeza para gustarle a su madrastra. Todo esto es muy japones (supuestamente).  

Aunque el verdadero tema de fondo, supuestamente, es el de los hikikomori y el de las necesidades afectivas. Lo verdaderamente interesante de este manga es ver  asustada a Haruka por el tremendo champiñón que cuelga de los calzoncillos del hikikomori, o como el pajerillo asolapado se desvirga más de una vez. El final es un “meh” absoluto. Así que sin el encanto de una Hen, la violencia de una Gantz, o la lucha entre el bien y el mal de una Last Hero Inuyashiki, el manga es una historia ligera, que se mete en los terrenos de uno de los subgéneros más apasionantes del hentai: el milf.

Igualita a la mía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, si has aguantado hasta aquí seguro tienes ganas de comentar. Sobre todo si quieres darme apoyo moral ya que es lo único que gano porque si crees que solo me dedico al blog porque me sobra el tiempo... estas en lo correcto.

Ya en serio te advierto que en este blog no hay censura, así que aprovecha para sacar todo el odio dentro que tengas reprimido, siempre y cuando no sea contra mi. Aun así si dices u ofendes al autor de este blog, no hay paltas, después de todo hay cosas peores de las que tengo que preocuparme. No por algo tengo habilitada la opción de "anónimo", así que aprovéchala.

No te preocupes por las faltas de ortografía, si haces spam a tu pagina no seas tan descarado de solo dejarme la url, si tienes alguna duda quizás pueda ayudarte, sin compremeterme a nada y de ya te advierto que no lo se todo, aunque estoy muy cerca de saberlo.

Este blog generalmente hablo de anime, cine, manga, comic y series de tv si te interesa algún tema recuérdamelo comentando y mientras mas largo mejor (obviamente me refiero al comentario).

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...