viernes, 23 de junio de 2017

0

CANDY BOY (AIC 2008) - CRITICA. Kana- chan, me quieres?

Yukiko-san que quieres que te regale para navidad?
Umhh..., los pechos de Kanade-san
Este... Pechugas!!!!
No tienes que decirlo así..., quiero dormir con tu cuerpo como almohada...
Con este inicio, debo confesar, que me emocione. Lastima que no baya mas allá de lo permitido.

Si me preguntas por un shonnen te diría Claymore, yo se que para la mayoría es seinen, pero personalmente lo considero un shonnen de chicas. En cuanto shoujo..., no se, por ahí si me pongo retro escogería a la madre de todas, Candy Candy, si el caso es lago mas moderno seria Vampire Knight. Un Josei? de cajón, Nana. Un yaoi? por default, love stage. Una comedia? la maravillosa Kimagure Orange Road. Un "hentai"? Sin dudarlo las ovas de Taboo Charming Mother, las que me desvirgaron, literalmente, en el subgenero milf. Un yuri? a pues.., umhh..., déjame pensarlo..., puede ser..., no..., la verdad que no he visto ninguno. O mejor dicho no como genero fuera del subgenero en el hentai. Así que en esas búsquedas que hago al disco de la pc me encontré con una carpeta con el nombre de ''CANDY BOY'', y era como si el destino me hablara y dijera ''oye, huevonazo, no recuerdas que bajaste un anime hace un huevo de tiempo y que lo bajaste porque era yuri y querías ver tijeritas''. Lastima que media hora después este escribiendo esto diciendo que el anime este tiene de yuri lo que dragon ball super tiene de buena animación. El asunto con este anime es que mas que un yuri esta calificado como un shoujo ai (mas ligera). O sea que la culpa no es del anime, ni mía, sino del que me la vendió. Aun así me deja un precedente para ir a la wikipedia antes de bajarme el anime. Ahora, la experiencia es infructuosa no solo porque no hay tijeritas, hasta donde he visto, sino también porque esta impregnado de una inocencia que asusta. Si bien es cierto el asunto pinta bien cuando la conversación de las protas es acerca de los pechos de una, de ahí no pasa. Es mas, bien podría decir que este anime de un promedio de diez minutos, no tiene historia alguna. Lo máximo que pasa es que una lolicienta este acosando a una de las protagonistas con el consentimiento de la otra. Por ahí podrías interpretar otra cosa cuando las vemos dormir juntas. Y si algo quiere simbolizar es la unión mas que el amor de las dos protagonistas cada vez que se agarran la mano y caminan juntas. Lo que mas se repite son las protagonistas esperando el tren. Y hay mucho de sugerente para los mal pensados cuando las ves dormir juntas. Y si algo cansa es el slice of life con esos flashazos cuando eran niñas. Mientras que los dialogos son super Kawaiiis¡¡¡¡. En cuanto a animación la imagen es muy de visual novel, con unos fondos sobresalientes y unos diseños hyper plasticos. En conclusión Candy Boy mas que un anime es una historieta con movimiento, por ahí tiene ciertos momentillos con uno que otro dialogo con gracia, después es mas un gusto para l@s amantes del genero que no quieren ver algo mas adulto. Para terminar, cuando mencionan que son hermanas me quedo con la duda si hay incesto.