martes, 16 de enero de 2018

0

TAKUNOMI (Production IMS 2018) – PRIMERAS IMPRESIONES. ¡¡¡Kanpai!!!



(Advertencia: A cualquier otaku que ha salido del alcoholismo este anime puede herir susceptibilidades. Ahora, si no te preocupa y puede más las protas de la historia dando lecciones de que comida va con la cerveza es tu decisión, pero no digan que no se los advertí). Ahora sí, liberando mi conciencia y lavándome las manos por si alguien cree que con estas primeras impresiones de este anime fomente el alcoholismo en los otakus pues comenzare escribiendo que lo mejor de TAKUNOMI es el tiempo que dura. Si pues, son doce minutos que por bien no son más y no estaría mal si fueran cinco. Porque no es que la historia tenga un plot interesante o que sus personajes posean un backstory. Este anime podría ser la versión de cualquier anime corto centrado en un skecth de humor o situación y que auto concluya en el propio capitulo. Si nos fijamos bien, lo único interesante es cuando el harem (sin chico) se pone a degustar platillos y beber al mismo tiempo. Todo el humor de la serie tiene dos únicos hilos conductores a la vista: 1. La bebida, 2. La relación entre la protagonistas recién llegada y la chica con la que se encuentra en la estación de tren. Por ahí esa premisa de personaje de la provincia japonesa que se muda a la ciudad podría haber sido interesante – como otro slice of life al uso -, pero al anime no necesita ni va de esto; de lo que realmente va es de beber mucha cerveza. Así que, ¡¡¡Kanpai!!!.

0

RYUUOU NO OSHIGOTO! (Project n° 9 2018) - CRITICA. Lo peor del anime es el shogi

Como ya he escrito antes por más que me considero un aficionado al anime y lo veo regularmente (e incluso, escriba como huevon en este blog) eso no significa que me sienta identificado con toda la cultura japonesa. Por ejemplo, algo que nunca he podido ver son animes históricos o incluso el cine de samuráis. Lo mismo sucede con otros medios de entretenimiento como los doramas que fuera de las excepciones de Death Note no soy afín. Obviando los live action que me son más necesarios por que los veo más como un producto de consumo alterno de tal o cual serie. En cuanto al cine mismo, las figuras conocidas como la de Takeshi Mike me es lejana (espero no por mucho tiempo). En resumen, mucho de lo que los otakus y/o aficionados a la cultura asiática consumen como el j- pop o k- pop, idols y etc. me importa poco o nada. Así pues, si el anime de deportes es uno tan intrínsecamente ligado a la sociedad japonesa como es el shogi, el equivalente al ajedrez occidental, el interés que me puede despertar esta al mismo nivel que si me hablaras de un anime que habla de un deporte que consiste en tirarse piedras (que por cierto en la secundaria algunos practicaban a la salida del colegio). En cuanto a la historia en sí de RYUUOU NO OSHIGOTO!, el que la línea argumental sea el shogi puede ser el gancho pero lo que realmente te muestra el primer capítulo es una comedia genérica con protagonista típico y estereotipos femeninos. La clave del humor no deja de estar enmarcada al mismo nivel que Hajimete no gal - si nos fijamos bien tenemos a la infaltable lolifilica y a la serie del grupo -. No sé si más adelante habrán mas personajes pero por lo visto en el ending parece que sí. Ya si entramos a terrenos de spokon (shonnen deportivo) el anime no tiene nada de particular. El prota es un dotado del shogi, suda para ser Ryou (?) y al final del mismo aparece un rival singular. El concepto de familia unida por la tradición del shogi es muy japonés y fuera de eso no desprende mayor mérito. Mientras que lo más interesante es los movimientos que hace la lolifilica cuando se enfrenta al prota balanceándose de una manera sugerente, ¿o será mi enferma mente que piensa otras cosas? Como sea, Ryuuou no Oshigoto! me despierta el mismo interés que aprender a jugar el shogi, o sea, ni mierda.

sábado, 13 de enero de 2018

0

GODLESS: Una serie western que mezcla religión con feminismo



[Spoilers con viudas que no falla un tiro] Al igual que el musical el western es un género que tuvo su tiempo y espacio, y que cada vez que se le trata de resurgir (en el cine) los resultados no son los mejores. A pesar de eso, como género, la expresión del mismo sigue teniendo un atractivo único y por más que la representación no pase los límites del territorio americano- mexicano la universalidad de sus (anti)valores siguen presentes; es así mismo, la venganza, como casi único leitmotiv a tratar, lo que mejor sobreexplota los intereses de los personajes dentro de esa representación; mismos personajes que se presentan como antihéroes a caballo y, por último, sus leyes y moralidades son lo que los americanos siempre han vendido al mundo: las armas como defensa.

jueves, 11 de enero de 2018

0

KOKKOKU: Moment by moment (GENO STUDIO 2018) - PRIMERAS IMPRESIONES


Con este anime me pasa que me parece interesante los primeros minutos, luego veo una suerte de slice of life, después pasa un secuestro y al final, cuando no sabía que pensar, otra vez me despierta interés, por lo menos, para ver el segundo capítulo. Lo que bien podría convertirse en el meh!!! de la temporada ya que sin ser precisamente original ni tener un diseño que digas ''puta esto está a niveles de Kyoto animation (pero sin personajes tetonas)'' la cosa esa que sale hecha toda en cgi me parece que esta de putisima madre, y eso que no sé qué miercoles es o lo que pueda ser o si simplemente sea un mamarracho sin pies ni cabeza, literal. En cuanto a la historia partimos del hecho de que estamos frente a un modelo de familia japonés: chica de mediana edad que busca trabajo, padre alcohólico, hermano nini, hermana madre soltera y abuelo con secretos sobrenaturales y el niño que solo... estorba. En cuanto al  aspecto sobrenatural me parece que hay que cogerlo con pinzas, fuera de que estoy ante un anime, claro. Si el modelo supera las expectativas del slice of life común y corriente y si el gusto está por encima de la meta de buscar trabajo y de que la familia sea un desastre, todo lo que pareciera rodear al anime junto con una especie de organización meta  que hay que descubrir y aquel elemento capaz de detener el tiempo y espacio - al más puro estilo de HIro Nakamura de Héroes - y pareciera portador de ciertos seres de otro mundo (todo esto en el terreno de la especulación). El capítulo cierra con cliffhanger y obvio que da ganas de ver el siguiente, lo que ya es todo un mérito para una temporada que no podría comenzar más floja.

martes, 9 de enero de 2018

0

CITRUS (Passione 2018) - PRIMERAS IMPRESIONES. Mi media naranja

Si había algo tópico en los animes era la relación de hermanastros que se enamoran porque sus “nuevos padres” conviven. Bueno pues, al parecer los japoneses se han abierto de mente y están apostando por historias con personajes más diversos, claro, no es que los mangas yuri, yaoi o con contenido más o menos explícito (obviando al hentai y sus subgéneros) no existan sino que ahora los vemos animados de una manera más directa en animes más mainstream. La pregunta verdadera es cuanto puede cambiar un anime si por ser “él” ahora es “ella”, en verdad el fondo no es el mismo más allá de la forma. Como ejemplo pondré la última frase donde se nos revela que la protagonista ha sido desvirgada de los labios y recibido su primer beso, acaso esto no sus cliché de por sí solo o es que cambia la figura por ser otra chica?. Así pues, hace unas cuantas temporadas atrás existió NTR un anime de cortos 12 minutos que hablaba de una relación entre dos amigas que compartían edificio de departamentos típicos de la metrópoli japonesa. Una de ella pateaba con los dos pies, mientras que la otra era un pájaro por desplumar para resumir entre muchos besos con lenguado, sonrojos típicos y dramas irregulares la tensión, junto las relaciones de ambas protagonistas con dos personajes masculinos secundarios, tenían un grado de personalidad por más que sea un anime con tono fanservero del tipo netedere. Si hacemos historia del anime tenemos una relaciones del tipo bi en un maho shoujo clásico como Sailor Moon u otro caso con el de Suruga en las monogatari series e incluso más reciente tenemos el caso de uno de los personajes de la mal llevada Kuzu no honkai o el de la insustancial Candy boy nos dice que el shoujo ai no es inexistente, lo único que faltaba era hacerlo más explícito y, sobre todo, que se tome en serio. Será este el caso de Citrus, comedia escolar de esta temporada?.

sábado, 6 de enero de 2018

0

RAMEN DAISUKI KOIZUMI-SAN (Studio Gokumi 2018) – CRÍTICA. Ramen porno


Año nuevo, animes nuevos. Quiero aprovechar para comentar brevemente una anécdota y que a propósito del primer anime de la temporada invierno 2018 me hizo recordar que hace un par de años cuando visitaba más frecuentemente el c.c. Arenales (punto de reunión para la comunidad otaku local) pues en uno de los primeros pisos, como algunos sabrán, está ubicado un local de comida japonesa en donde el menú estaba compuesto por unos seis a ocho sopas. Había para comer en mesa y para llevar en los clásicos descartables e incluso con los palitos típicos. El asunto está en que el más barato era una sopa ramen de unos diez soles hasta donde recuerdo, como no era mucho y como me digo aficionado a la cultura popular japonesa pues no perdía nada y ganaba una experiencia probando el platillo favorito de Naruto (ademas que la maid estaba mostrando buenas piernas con esas falditas). El asunto está en que la experiencia termino con una diarrea y odiando los putos palos chinos de mierda porque nunca pude usarlos. Obviamente no le voy a echar mierda a la comida japonesa porque no quiero herir susceptibilidades y porque en cuanto a comida indigesta la peruana se pinta sola, otro asunto es que de por si todo lo que lleve fideos ya me genera escrúpulos y los condimentos no le hacen mucho bien a mi gastritis.

Powered by Jasper Roberts - Blog
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...